Ingeniería Marítima y de Costas

Hydroceanica: Ingeniería a los extremos

ANLA niega licencia a Hocol para propuesta en la costa caribe

El proyecto de hidrocarburos planteó su desarrollo en Sucre, Córdoba y Bolívar.
La Autoridad detectó que la iniciativa industrial iba a desarrollarse en una zona de exclusión. 

 

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, negó la licencia ambiental solicitada por la empresa Hocol S.A. para el proyecto Área de Perforación Exploratoria (APE) VIM 15, cuyo objetivo era adelantar actividades de perforación de máximo 12 pozos a una profundidad de hasta 3,500 pies (1.07 km).

La empresa había propuesto adelantar el proyecto en jurisdicción de los municipios de Majagual, San Benito Abad y Guaranda en el departamento de Sucre, Ayapel en el departamento de Córdoba y San Jacinto del Cauca en el departamento de Bolívar.

Uno de los argumentos de la ANLA para negar la licencia fue que casi toda el área delimitada por el polígono que define el APE VIM15 tendría que estar catalogada como zona de exclusión para el desarrollo de actividades asociadas a la industria petrolera.

La Autoridad ambiental nacional requirió a la empresa información adicional sobre el comportamiento hidráulico e hidrológico actual de los cuerpos de agua principales, localizados en el Área de Influencia, incluyendo su relación con el río Cauca y el río San Jorge para determinar amenazas por inundación.

Después de analizar la información presentada por la empresa, la ANLA consideró que Hocol -no realizó el análisis solicitado sobre zonas de amenaza para el proyecto-. Este estudio determinaría la incidencia e impacto ambiental sobre una zona altamente inundable durante gran parte del año.

La decisión de la Autoridad ambiental apunta a la conservación del área, la cual se encuentra 100% en ecosistemas acuáticos transicionales transformados en terrazas recientes y planos de inundación de la zona hidrográfica Bajo Magdalena - Cauca San Jorge.

El área comprende humedales, ciénagas, ríos y lagunas, lagos, zonas pantanosas, herbazales densos inundables y vegetación acuática, y zonas que constituyen un ecosistema de la depresión Momposina subregión de La Mojana.

Igualmente, la entidad busca proteger zonas clave en el mantenimiento del recurso hídrico subterráneo, las cuales deben ser aisladas de cualquier actividad que pueda generar algún tipo de contaminación hídrica.

Además, la ANLA considera que la empresa no valoró de manera adecuada las zonas agrícolas y ganaderas para autoconsumo y comercialización. Para la entidad, estas áreas deben catalogarse como de sensibilidad alta pues la mayoría de comunidades dependen directamente, y en alto porcentaje, de las actividades citadas.

 

-----------------

nota tomada de http://www.anla.gov.co